mayo 07, 2007

Los fantasmas del pasado

Desentonates canciones suenan en la otra habitación, es el fantasma de mi pasado que trata de asustarme indicándome que aun no se ha ido, que me espera en la esquina de la plaza donde alguna vez nos solíamos encontrar.
Trato de concentrarme, trato de escuchar mis dedos en el teclado, pero sus desentonados cantos me hacen temblar. Le pido que me deje en paz, que me deje tranquila, que mi compañera la soledad lo echara por la ventana y se quedaran ahí congelado entre el frío del pavimento, entre las mentiras blancas como nieve, entre los recuerdos que se rindieron a mi voluntad.
De pronto dejo de escuchar sus gemidos, sus notas mal interpretadas han dejado de molestarme, me levanto del sillón, y salgo de la habitación, veo a través de la puerta entre abierta y se ha ido, mis recuerdos no están, abro de golpe la puerta y los busco, pero se han ido, veo la ventana abierta y un viento ligero con olor prutefacto sopla y entra lastimando mi nariz.
Me siento en medio de la habitación vacía, pues mucho tiempo he temido llenarla de adornos, los recuerdos circulaban y cambiaban el aspecto de la misma, a veces oscura, a veces clara, me agradaba cuando tomaba el color oscuro, pues es cuando más recuerdos tenia. Enciendo un cigarro y sueño con el futuro.
Mientras imaginaba mi espacio compartido por la luz de la luna, mientras sentía que la luna me abrazaba, escucho unos pasos que se acercan por el pasillo de la pereza, pregunto si era mi soledad, pero no escuche respuesta, le digo que no se haga la pesada pues las dos sabemos que nos queremos. Me levanto del piso y me acerco al pasillo, de pronto es el, de nuevo con una sonrisa burlesca, me empuja y me lanza al piso.
Se burla de mis pensamientos y los patea despiadadamente, coge a la luna entre sus manos y la escupe.
Le pregunto con rabia iracunda, que no te habías ido??? y me dice que solo había salido a tomar aire fresco, que el olor que provenía de la ventana le insinuaba hermosas fragancias. Me dice que recuerda cuando solíamos besarnos debajo de un bello árbol, me dice que recuerda cuando le mostraba mi cuaderno de notas, me dice que sentía celos de mi pluma, pues le dedicaba mucha atención, descuidándolo en ciertos momentos.
Se pasea airoso por mi lado, mirándome desde lo alto, pues en el suelo, me veo más pequeña, me dice que la luna es de queso y que se la acaba de ofrecer a un ratón goloso.
Me muestra las cadenas que nos unieron por mucho tiempo y sonríe, me mira y en su mirada hay algo que no puedo describir, pues las palabras se pierden. Le pido que me deje tranquila, pues por mucho tiempo me ha atormentado, me dice que el tiempo es un cruel guerrero, que lucha sin cesar y que el también me quiere de prisionera.
En un aire de valentía, salgo corriendo y cruzo a duras penas por el pasillo de la pereza, entro en la habitación donde me encontraba en un principio y me siento presurosa en mi sillón, contemplo mi teclado y mi monitor, respiro agitadamente y me dispongo a seguir escribiendo, se escucha aun su canto desentonado y la burla que me hace, pero mi soledad ha cerrado la puerta y me traído nuevas canciones y la luna con su sonrisa me ha inspirado nuevos poemas.
Aun no me has ganado y no me rindo fácilmente.

14 comentarios:

ZHP dijo...

Great piece, my Gabo savvy! I think that I am your fan now or whatever...

Bye bye

ZHP

a Silvia dijo...

Tu ya eres parte de mi mundo.
Un beso ZHP

Ignatius dijo...

Gracias por tu visita y tu comentario...

Yo también lucho con los fantasmas del pasado...

Saludos

a Silvia dijo...

Aun golpean la puerta, aun te despiertan en la noche..
Saludos Ignatius

henry dijo...

los fantasmas del pasado, siempre tan presentes, a la vez que ausentes... qué los detona? qué los trae a la vida de vez en cuando?
y me prengunto si perturban o ayudan. qué cosas.
bonito escrito, silvi. un besote gigante. gracias por pasar a confesarte!
h.

a Silvia dijo...

Los detona una parte de nosotros mismos, pues aun son parte nuestra y aun no los dejamos ir, es como cuando amas y luego odias, aun sientes algo, pero cuando ya no sientes nada es que ya dejo de ser parte tuya.
Un beso Henry

xtco dijo...

los fantasmas nunca me han gustado, y si son los del pasado ya olvidados... peor

bxcx

a Silvia dijo...

A veces los fantasmas inspiran también, muchas sasias por el consejo mi amigo viajero.
Un besote y espero ver pronto las fotos de noche. wiii!!!

Sanshiro dijo...

wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, hay hermanita, tu jefe es buen persona, no le digas feo n.n jijiji, bonito post, sigue asi y seras una super escritora cuando seas grande

salud y rock

atte. sanshiro

a Silvia dijo...

Sí, hermanito, mi jefe es buena persona, je.
espero que te guste el regalo que te enviare.
Te quiero muchisisismo, un besote y un abrazote.
.." las piedras rodantes.." :)

Carlos dijo...

...personalmente creo que el pasado está tan arraigado a nosotros que nunca se va...es parte de cada uno.

a Silvia dijo...

a veces solo se esconde detrás de nuevos recuerdos, de nuevas vivencias y deja de ser importante, pero de pronto a veces salen, pero ya no ocasionan daños como cuando estaban presentes y eran recordados sin parar.
Un abrazo y un beso Carlos.

Alejandro Correa dijo...

Esos fantasmas a veces ni le permiten a uno poder dormir...

a Silvia dijo...

A veces pasa eso, despiertas y estan presentes, pero lo que yo hago es darme la vuelta y cerrar los ojos, pensar en un camino y me quedo dormida.
Bienvenido Alejandro