junio 04, 2007

Poema verde


El día está luminoso
Juego a las palabras llenas de flores
En el jardín de la libertad.

El escarabajo que me acompaña
Luce su armadura de caballero andante.

Montados en mariposas fosforescentes
Sobrevolamos la verde Utopía.

¡VERDE! ¡VERDE!

El color es un sonido y un aroma.

A mi me huele a bosque-la ciudad en Fa
A montaña tus muslos en Do.

Verde tu puerta, tu boca, tu Libertad.
Verde tu flor.

Niña, mira como beso tus flores
Como respiro tu perfume ancestral
Como te guardo en mi cuaderno de poeta.

Marcelo Castro Melgar

4 comentarios:

Evan dijo...

El verde me huele a pasto recién cortado en una noche de verano, precisamente en el patio de casa, escuchando la música del canto de los grillos.

Que lindo este poema de Castro Melgar.

Un beso Silvia!

Carlos dijo...

Niña, mira como beso tus flores
Como respiro tu perfume ancestral
Como te guardo en mi cuaderno de poeta.


WOOW
WOOW
WOOW...me recuerda a un cuento inconcluso...

a Silvia dijo...

Si, es muy lindo el poema Evan, si quieres el poemario lo escaneo y te lo envio, avisame si lo quieres. Un beso y abrazo.

Humnmnm que será de los cuentos inconclusos nooo, Un beso querido Carlos.

violeta dijo...

lindo poema, el verde... ummmmm... siempre lo asocio con frescura, personalmente es un color que me gusta.
un beso :)