febrero 01, 2007

Hoy mi último día


Todo lo que comienza debe tener una final, de alguna manera llega el bandito final, y a mi me sorprendió con una patada voladora, aunque era sabido que después de lo que paso con las representaciones, lo que seguía eran los clientes. Escuchar consejos a veces es bueno pero a veces los consejos no los escuchan las personas mayores, creen saberlo todo, pero nadie llega a conocer todo y no es que yo sea una genio, pero de clases de economía se y era simple evitar algunas perdidas, pero cuando la persona se rinde antes de seguir la lucha no se puede hacer mucho por ayudarla y bueno no queda otra cosa que levantar las manos, coger las cosas que se quedaron, sacarlas y buscar una nueva aventura.
La vida en si es una aventura, las aventuras que he pasado hasta ahora me traen grandiosos recuerdos algunos felices otros tristes pero recuerdos maravillosos, recuerdo mi primer empleo, era en un canal de televisión, era difícil compaginar los horarios de mi colegio y los horarios del programa, mi día comenzaba a las 6:00 a.m. y terminaba a las 12:00 p.m. terminaba rendida, pero lo disfrutaba mucho, tengo historias gratas y otras que me provocan escalofríos aun, pero eso es parte de mi historia, una historia que se va forjando día a día y que terminara algún día también.
Me gusto este empleo, al principio no tenía mucha idea de cómo era el trabajo, pero luego me adaptaba, era difícil cuando me quedaba sola a manejar todo lo que se quedaba a mi cargo, no iba a casa a almorzar y me quedaba en la oficina desde las 9:00 (porque me levantaba algo tarde y bueno no cumplía con el horario de entrada) y salía a las 19:00 a veces un poco más tarde y la única vez que salí muy tarde fue como a las 21:00, me pase días enteros sin horario para almorzar, a veces temblando solo de escuchar el teléfono porque las llamadas ya me tenían loca, pero gane experiencia, gane alegrías y triunfos, aprendí de mis caídas y ahora me siento con mayor capacidad de seguir.
La vida nos muestra caminos a seguir y a veces nos obliga a desviarnos, a veces uno hace planes a futuro y la vida los cambia en un instante, planificar que es algo fundamental en Administración en mi vida no sirve, no me funciona.
Lo que aun me causa dudas y confusiones es tratar de entender a las personas, porque a veces se encierran en una burbuja y se cubren con mantos de frialdad, eso duele más que perder un empleo, eso me causa mucho desconcierto, será porque en el fondo a mi me gusta demostrar lo que siento, no tristezas pero si compartir mis alegrías, mis sentimientos, compartir cariño, pero a veces existen seres de hielo que hacen que uno se quede algo desconcertado, tratando de saber porque son así, será que algo los lastimo tiene temor a que alguien los lastime, bueno que se yo… ya me pase muchas veces tratando de analizar a las personas y a veces me desconciertan. No ven como los niños con la simplicidad que se deben ver las cosas, las cosas se complican porque uno las ve así complicadas.
Adiós mi linda oficina, mi ventana hermosa desde la cual podía contemplar muchas bellas nubes y tratar de esconderme del sol, a los lindos pajaritos que hicieron su nidito y que tuvieron una linda descendencia y que ahora los veo tratando de volar con mayor soltura.
Adiós a mi computadora con la cual compartimos muchas cosas, me sacaba a veces de mis casillas y otras me salvaba de ciertos percances, mi escritorio en el que se podía encontrar de todo, menos un lapicero decente jajaja, miro toda mi oficina y los recuerdos vienen a mi, cuando me despedía de mi querido Ori y las lagrimas que se derramaron y las palabras que me dijo, cuando Cesar trataba de sacarme una foto, me escapaba de el y no podía, cuando llegaban los insoportables a romper con la calma, del sr. Pocholo jajja, ese en vez de ser abogado era un chupacabras, mi querido Dn Felix, que soportaba el humo de mis cigarros y mis carreras de un lado a otro tratando de encontrar respuesta a los insistentes que pedía soluciones inmediatas y yo con complejo de madre Teresa las buscaba y las sacaba de mi sombrero mágico jajaj. Mi querido jefe, que fue como un padre y me enseño muchas cosas, a las largas charlas en que me aconsejo con cariño y me enseño. Adiós a los grandes recuerdos que se quedaran en esta oficina y que se quedan anotados en mi cuaderno de notas.

5 comentarios:

peyote dijo...

eso dias se einternan en las costillas... sauerte!

a Silvia dijo...

Sasias!!
me quedo un mes más y eso me deja con más tiempo para comenzar de buena forma marzo je.

MariaEscandalo dijo...

Silvia!!! gata paceña!!! brindemos por el mes que te quedas!!

Un cigarrito??

Besos

Dique dijo...

Unos vienen y otros van, como en un Juego.

a Silvia dijo...

M. Escandalo = Brindemos con cigarrito y vinito, aprovechemos la luna llena.
Dique = Y si como en un juego.