abril 17, 2007

Hotel Luna Gris



Bienvenidos Damas y Caballeros, al Hotel Luna Gris.
Pasen por este lado les mostrare con todo detalle la belleza de un hotel único en esta vida. De esta forma anunciaba Noel que la visita por el hotel había comenzado.
Una señora muy elegante, por la forma de vestir era una viuda y al mirar los adornos dorados que estaban colgados en la chimenea de la sala principal del hotel unas lágrimas rodaron por sus mejillas, recordando a su amado esposo.
Noel, era un joven con un brillo especial en su mirada, era muy apuesto había llegado al hotel una noche muy calurosa, lo recibieron unos gatos, que estaban paseando por los jardines, que lo llevaron a la puerta principal y lo anunciaron ante Rigo el dueño del hotel. Noel poco a poco se acostumbro al hotel y lentamente se convirtió en parte del mismo.
Una vez cada mes se recibían a las personas que deseaban alojarse en este hotel, otras solo pasaban de visita tratando de curiosear si era tal y como describían las personas que el hotel era magnifico.
La viuda solicito una habitación con vista a los jardines, Noel con gusto la llevo a su habitación. Al abrir la puerta los ojos de la señora quedaron iluminados por el tono de la habitación, era amplia y estaba pintada de un color dorado, tenia unos muebles muy simples, pero elegantes, las cortinas parecían tejidas con hilos de oro, al pasar a la habitación le sorprendió que la cama tenia las sabanas negras, adornadas con almohadones negros con líneas doradas, cuando entro al cuarto de baño, este era pequeño, pero lo que llamaba la atención era la tina, que estaba puesta casi en medio de la misma y la luz estaba centrada hacia la misma.
Noel le comento que las habitaciones cambiaban para cada huésped, las habitaciones reflejaban algo que ellos levaban dentro. La viuda agradeció a Noel, y le comento que se llamaba Andrea.
Noel paso con el siguiente visitante que se quedo esperando en la sala principal, era un señor con unos bigotes muy espesos acompañado de un pequeño niño, el señor le comento a Noel que su esposa estaba en camino, que deseaba dos habitaciones, una con cama matrimonial y la otra que iba a ser destinada al pequeño, Noel al ver a los ojos del niño le comento, que las habitaciones con camas matrimoniales no estaban disponibles por el momento, pero podía ofrecerle una con camas gemelas. El sr. muy molesto por esto tenia la intención de marcharse del hotel, pero algo lo detuvo y acepto el ofrecimiento de Noel.
Al abrir las puertas de la habitación esta era de un color vino, los muebles estaban hechos de un metal muy brillante, de un color plateado, el dormitorio tenia dos camas muy iguales, las sabanas eran de un color metálico, parecían frías. El baño no tenía relevancia, pues era común y corriente, las losas parecían que eran muy antiguas y que estaban algo desgastadas.
El sr. agradeció a Noel por la habitación y le recomendó que le avise en cuanto su esposa arribe al hotel, mientras le decía esto, el pequeño estaba en una esquina de la habitación sentado agarrando entre sus pequeñas manos un pequeño cochecito de metal.
Noel salio y se quedo en la salita de espera del hotel, encendió su pipa y vinieron a su mente los recuerdos que le dejaron algunos visitantes, estaba carcajeándose cuando entro una mujer muy bella, anuncio que era la esposa del Sr. que él y su hijo la esperaban, los ojos de Noel se quedaron maravillados al ver a la deslumbrante mujer, pero le llamo la atención que en el centro de su mirada existía un vacío. La llevo a la habitación donde se encontraban, golpeo la puerta y la abrió al instante para hacer pasar a la dama.
La habitación había perdido su brillo parecía, que el color de las paredes se había llenado de telarañas y que todo tenía un aspecto de antiguo.
La dama al entrar a la habitación dirigió inmediatamente la mirada hacia el pequeño, el cual corrió desesperado a sus brazos dejando caer el pequeño cochecito al piso, en ese instante salio el padre de la habitación contigua y reprocho al pequeño esta actitud, recalcando que el juguete era una reliquia y que era de mucho valor, la madre pidió al niño que lo recoja y que lo deje en la mesita que había en el centro de la sala.
Noel desapareció al instante cerrando la puerta y dejando que la familia se entienda con sus problemas.
El reloj de la entrada anunciaba las 7:30 de la noche, hora en que los visitantes eran llamados a cenar.
Noel llamo a cada uno de los huéspedes del hotel y los invito pasar al comedor. En el mismo Rigo esperaba por los huéspedes. Rigo era de complexión robusta no tenía cabello, su cabeza tenia una peculiar forma y reflejaba con claridad cualquier luz que en ella se reflejaba.



Hace tiempo escribi esto, pero la verdad que no encuentro la inspiración necesaria para terminarlo, debo enfocarme en los personajes, me agrada Noel, pero debo terminar esta historia.
Si tienen sugerencias para el mismo, pues adelante sugieran, agradecere mucho la colaboración.

5 comentarios:

ElPoeta dijo...

Silvia, me gusta como empieza tu historia y como la cuentas, aparte de los personajes, la clave está en el hotel, en ese carácter mágico del mismo que insinúas y en su capacidad para adaptarse a las personas que lo habitan, Yo creo que el hotel es el personaje más importante. Un beso bajo la luna gris de esta noche mágica,
V.

xtco dijo...

poca ayuda te puedo dar... yo leo y disfruto...

me gusta el relato...

supongo que cada uno proyectamos lo que llevamos dentro...

mira, hace poco fui con unos amigos de vacaciones... nuestras maletas llevaban cosas totalmente dispares... a pesar de que ibamos a un lugar de sol... ellos llevaban paraguas, impermeables,... yo llevaba bañadores, crema para el sol,... su ánimo eradecaido, el mio... imaginate..., los pequeños detalles a veces dicen mucho de la gente...

bxcx

a Silvia dijo...

Poeta: Si, la esencia del relato esta en el hotel que cambia con los personajes que lo habitan, ahora me estoy dedicando a ver los detalles de cada uno tratando de describirlos, de verlos en mi mente.
Besos!!
Xcto: Pues como dice cada cual es diferente, pues cada quien lleva lo que desea y cree que es conveniente, me alegra que te guste el comienzo.
Besoss!!

Aníbal dijo...

hello...Silvia, pienso que Noel es una persona sabia y bastante analítica, tolerante.. no se q penses vos pero a mi me agradaría verlo entrometerse para cambiar las cosas...por ahi insitar como cada personaje ve diferentes cosas o colores en las habitaciones para q mejoren y claro entiendan q hay diferencias y q tenemos filtros...Está bien agradable se disfruta el relato Silvia...Gracias por compartir

a Silvia dijo...

Noel entrara en la vida de los huespedes, con el niño, con la mujer, con la viuda. Ahora me estoy concentrando en cada personaje y viendo si meto alguno más.
A veces el tiempo me pisa, pues el trabajo que hago es distinto de lo que escribo y pinto, pero es igual de agradable, no lo niego.
Un beso y gracias por la visita Aníbal.