noviembre 22, 2013

to wish impossible things.........

Tarde perfecta, lluviosa, con todo el cielo gris, con las personas escondiéndose de la lluvia, escuchar The Cure, mientras se bebe vinito acompañado del humo de mi cigarro es mágico. Cierro los ojos pero parece que aún los tengo abiertos, puedo ver las cosas de otra manera, es algo muy interesante, creo que puedo tocarlas pero simplemente las atravieso, mi espíritu flota en un vaivén delicioso. Es difícil controlarlo al principio, un solo movimiento y me pongo a girar sin control, no sé si respiro o solo creo que lo hago, que hermosa sensación. Al fondo suena la hermosa voz de Robert Smith y la sensación de flotar aumenta, he traspasado mis paredes, veo como caen las gotas, lo hacen muy lentamente atraviesan mi espíritu y mi mente cree que me moja, pero no, solo me atraviesan. Siento como voy vagando de un lado a otro, la música sigue sonando y eso que estoy lejos de casa, pero parece que el sonido no se aparta de mí, veo gente conversar, autos pasar que deben hacer el ruido habitual, pero solo la melodía de To wish imposible things suena como eco en mi mente, me dirijo a las afueras de la ciudad, estas calles no las conozco, veo un camino y sigo por él, no puedo cambiar de rumbo. Ya no llueve la noche ha caído y no veo por donde me muevo, cierro los ojos y suena el coro ..”remenber how it used to be..” la sensación están deliciosa, no puedo evitar sonreír, no pienso en nada la melodía ocupa todo en mi mente, mis ojos están cerrados y las notas, la voz retumban en mi cabeza, delicioso Robert. Poco a poco la melodía va desapareciendo, eso me alarma y abro de golpe mis ojos y te veo recostado en tu cama, por Dios!!! Esto es increíble, te puedo ver dormir, sentir tu respiración y justo cuando trato de tocarte la canción ha terminado, estoy con el cigarro en una mano y la copa de vino en la otra y la lluvia sigue cayendo, tarde perfecta………

1 comentario:

Zim dijo...

Music... Sometimes beautiful, sometimes dangerous. It isn't accident, that a lot of musicians was suffering from madness. Beauty has its price.